Vídeos

Loading...

martes, 24 de abril de 2012

Dominio de los campeones



- Dominio del campeón propio. Se trata de conocer el campeón con el que estamos jugando. Saber utilizar o subir de nivel sus habilidades en cada momento según las circunstancias. Tener experiencia con él con diferentes "builds" (o equipamientos de objetos). Conocer sus fortalezas y sus debilidades. En resumen, tener la máxima soltura posible con él.
   Evidentemente este concepto es importante y cuando esto falla suele ser el primer motivo de las primeras críticas por parte de compañeros y enemigos. El apodo "noob" (pardillo) no suele tardar cuando en una partida, nosotros o un compañero, está llevando un campeón por primera vez. El consejo evidente es no probar un nuevo campeón, aún cuando hemos leído sus habilidades y características o hayamos jugado contra él muchas veces, en una partida normal, y jamás en una clasificatoria. Para eso están las partidas personalizadas o las cooperativas. Del mismo modo, aconsejamos dominar al menos 3 tipos de campeón según su mejor rol: carry, tanque y support. De este modo, en una partida clasificatoria podremos aportar un rol que el equipo necesite y por lo tanto, sea balanceado.


- Dominio o conocimiento de los campeones aliados y enemigos. Es tan importante como la anterior, ya que de poco nos servirá conocer a nuestro campeón si no sabemos qué puede hacer el enemigo. Hay campeones, por ejemplo, cuyas habilidades les permiten infligir una cantidad muy alta de daño en muy poco tiempo. Si tenemos un héroe con poca cantidad de vida y desconocemos que nuestro enemigo puede hacer esto, tal vez sólo nos quede un segundo de vida. Del mismo modo, conocer a los campeones aliados nos permitirá saber cómo ayudarlos, protegerlos o entablar combates conjuntos. El mejor consejo que podemos dar en este punto es: una vez domines a tus 3 ó 4 campeones de cabecera, prueba el resto de campeones siempre que tengas oportunidad. Si aún así no estás seguro de qué ventajas tiene tu campeón frente al que tienes delante, tal vez sea mejor que pidas a un compañero que intercambie la lane contigo, si es posible. Si esto no fuera posible, juega cautelosamente  y observa qué hace y cómo se equipa el campeón enemigo. Si su daño se basa en el daño mágico o físico no tardes en equiparte con defensa contra ese tipo de daño. La defensa siempre ayuda a que no te maten en un único ataque. Es preferible perder un poco de oro en un objeto que puedes vender más adelante a alimentar (feed) a un enemigo ya que también estás dejando a tus compañeros más vulnerables contra él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario